-20% en seleccionados | Envío gratis a Península desde 60€

Barcos vikingos: La tecnología naval de los vikingos y su impacto en la historia marítima

Los vikingos eran guerreros temerarios y muy respetados entre muchos pueblos, además, sus costumbres y creencias siguen siendo más que conocidas en todo el mundo. Pero hoy vamos a hablar de los barcos vikingos, que servían a este pueblo guerrero como medio de transporte para conquistar los mares, explorar y saquear otras tierras. Precisamente, los barcos fueron la clave de las incursiones vikingas en otros territorios. ¡Te contamos más sobre estas naves!

¿Cómo eran los barcos vikingos?

Los barcos vikingos siguen siendo motivo de admiración. ¿Sabías que incluso hay museos dedicados a estas embarcaciones? No es para menos. Los barcos vikingos destacaban por su velocidad; así es como tenían el drakkar, que era el navío más rápido de todos y que superaba con creces a las embarcaciones de los rivales de los vikingos. Además de los barcos, los vikingos eran muy hábiles navegando. ¡Podían orientarse sin necesidad de una brújula! Para orientarse, los vikingos hacían uso de piedras solares, que permitían determinar dónde estaba el sol en los días cubiertos.

Los barcos vikingos eran rápidos y flexibles

Ser un vikingo, muchas veces, se asocia a pertenecer a una raza superior, pero nada más alejado de la realidad. El término vikingo se refiere, en realidad, a una actividad, algo así como “ir a vikinguear”; es decir, irse de expedición. El término proviene del nórdico antiguo y era una actividad muy común en los meses estivales, cuando los agricultores y ganaderos dejaban atrás sus tierras, hijos y mujeres para ir en busca de nuevas tierras y suculentos botines.

Aquellas personas que comenzaron a practicar esta actividad pasaron a denominarse vikingos y fueron los que, con los años, terminaron por dar nombre a todo un pueblo; famoso, entre otras cosas, por sus potentes embarcaciones. Y es que los barcos vikingos eran muy versátiles, ligeros y contaban con un diseño que les permitía navegar hasta a un metro de profundidad. Esto permitió a los vikingos navegar por diferentes aguas, desde los turbulentos mares, hasta las playas y marismas, pasando por los ríos y, por supuesto, atravesar el océano. ¿Sabías que llegaron a Groenlandia?

Los vikingos, como cualquier otro pueblo, también tenía carpinteros entre sus filas, en este caso, hablamos de carpinteros de ribera. Gracias al éxito de los barcos para las incursiones, el oficio se volvió muy popular y hubo expertos carpinteros que eran los encargados de escoger los árboles que se talarían para construir las embarcaciones. Curiosamente, para la tala de árboles no se utilizaba la sierra, los vikingos tenían sus propios métodos.

Drakkar o dragón: El barco más rápido

Los vikingos utilizaban distintos tipos de embarcaciones, pero, sin duda alguna, la más rápida de todas era el drakkar o dragón en nórdico antiguo. El drakkar era un barco largo y estrecho que permitía a los navegantes moverse por sitios de poca agua. Esto se debía a que tenía un calado bajo de poco más de medio metro, ¡Toda una revolución tecnológica para la época! Para construir esta embarcación, se superponían las tablas del casco, cosa que dotaba al drakkar de gran flexibilidad.

Por otra parte, el drakkar se caracterizaba por su simetría, pues era igual por la proa y por la popa. Esta simetría hacía del drakkar uno de los barcos vikingos, no solo más rápidos, sino fáciles de manipular. Podía virar a gran velocidad. El drakkar se empleaba para navegar y explorar, pero también para el transporte de personas. Estos barcos eran capaces de alcanzar hasta los 30 kilómetros por hora.

Los drakkars, además de transportar personas, eran los barcos vikingos utilizados para la guerra. Pero no eran los únicos, ya hemos dicho que este pueblo era experto en el arte de la navegación. Crearon embarcaciones conocidas como faerings, que se utilizaban para la pesca y que, a día de hoy, se siguen empleando en Escandinavia. Para transportar mercancías empleaban los knarrs. Por cierto, estas últimas embarcaciones también las empleaban en los ritos funerarios de cremación o inhumación.

Los vikingos construyeron embarcaciones rápidas

El impacto de los barcos vikingos en la historia de la navegación

Los barcos vikingos eran mucho más que simples embarcaciones; eran verdaderas obras maestras de ingeniería. Con sus cascos esbeltos y su diseño ligero, pero resistente, las naves vikingas se desplazaban por ríos, mares y océanos con una habilidad incomparable. Las embarcaciones vikingas fueron toda una revolución para la historia de la navegación y claro ejemplo de ello es la famosa vela cuadrada. La vela cuadrada permitía navegar tanto con viento a favor como en contra.

Además, los vikingos desarrollaron un sistema de navegación que les permitía trazar rutas precisas a través de los mares y océanos. Como ya adelantamos, no utilizaban la brújula, sino que se guiaban por la posición de las estrellas, del sol y otros signos naturales. Esto les permitió explorar y colonizar nuevas tierras mucho antes que otras civilizaciones.

El legado de los vikingos en la historia marítima es innegable. Su capacidad para navegar distancias largas y conquistar territorios lejanos no solo les permitió expandir su propio imperio, sino que también tuvo un impacto duradero en el mundo en general. La presencia de asentamientos vikingos en Inglaterra, Francia, Groenlandia e incluso, en el norte de África, dejó una huella muy profunda en la cultura e historia de estas regiones.

Además de la tecnología naval que, a día de hoy, podemos ver en los barcos modernos, los vikingos sentaron un precedente para dar forma al comercio marítimo en toda Europa.

es_ESEspañol

20%

Descuento

¡Afila tu hacha Vikingo! Los tesoros del Valhalla te esperan. Descubre los mejores precios en anillos, colgantes y brazaletes. 
Encuentra los productos con descuento y hazte con ellos ahora.

favicon