-20% en seleccionados | Envío gratis a Península desde 60€

Tesoro vikingo del valle de York: Tras las huellas de los vikingos en Inglaterra

Los vikingos siguen siendo motivo de estudio y curiosidad y no es en balde. Fueron grandes navegantes y sus hazañas y mitos siguen reconociéndose a lo largo y ancho del mundo. Hoy vamos a contarte sobre el tesoro vikingo del valle de York, conocido también como tesoro de Harrogate. Además, durante algún tiempo se consideró como el más valioso del mundo. ¡Conoce su historia!

¿Qué es el tesoro vikingo del valle de York?

Ya sabemos que los vikingos fueron grandes navegantes y exploradores. Sus hazañas son más que conocidas en Islandia, lugar que colonizaron. Sin embargo, no se limitaron a Escandinavia, pues se desplazaron por el sur e incursionaron en España, incluyendo el Mediterráneo y Galicia. Además, los vikingos llegaron a Groenlandia, donde establecieron una colonia.

Como no podía ser de otra forma, también pasaron por Inglaterra. Precisamente, de ahí procede el famoso tesoro vikingo del valle de York. Se trata de un tesoro que data del siglo X y está compuesto por 617 monedas de plata y 65 objetos. El hallazgo de este botín es relativamente nuevo, pues apareció intacto en el año 2007 muy cerca de la ciudad de Harrogate, en Yorkshire del Norte (Inglaterra).

Este no es el único botín vikingo hallado en estas tierras, pero sí el más grande del Reino Unido desde 1840. Precisamente ese año se encontró el tesoro de Cuerdale en Lancashire. Sin embargo, el tesoro Staffordshire anglosajón (encontrado en el 2009), es el más grande hasta ahora.

El tesoro vikingo del Valle de York está en el Museo de Yorkshire

Desentrañando el tesoro vikingo de York

El descubrimiento tuvo lugar el 6 de enero de 2007, cuando David Whelan, un empresario de Leeds y su hijo Andrew, topógrafo de profesión, salieron a buscar restos metálicos utilizando detectores. Los Whelan llevaban cinco años dedicándose a la detección de metales en el suelo, pero a modo de pasatiempo.

El hallazgo se produjo en un campo vacío que todavía no había sido arado para la siembra de primavera. Aunque la zona continuó investigándose, no se produjo ningún otro descubrimiento. Padre e hijo hallaron partes de un cofre de plomo, así como un cuenco de plata. Motivados por el hallazgo, continuaron cavando hasta encontrar monedas y otros fragmentos de plata. Los Whelan fueron reconocidos por haber maniobrado con cautela y como es debido, pese a ser amateurs.

Lo primero que hicieron fue llamar a Amy Cooper, oficial de enlace de hallazgos de Portable Antiquities Scheme, quien agradeció que los Whelan hubieran mantenido el hallazgo intacto. Posteriormente, el tesoro vikingo fue transferido al Museo Británico, donde los conservadores continuaron con las labores de excavación y determinaron la procedencia del botín.

Fue el Museo Británico el encargado de hacer el comunicado oficial del descubrimiento. Las autoridades dijeron que el tamaño y la calidad del tesoro eran notables y se trataba del más importante de Gran Bretaña en más de 150 años.

Objetos descubiertos

El tesoro vikingo del valle de York está formado por 617 monedas de plata y 65 objetos. Se incluyen ornamentos, lingotes y metales preciosos. Todos estos se encontraban escondidos en una vasija de plata dorada alineada con oro y que, hoy en día, se conoce como la copa del valle de York. Se cree que podría tratarse de una especie de recipiente eclesiástico originario del norte de Francia. La copa es de dudosa procedencia, pues podría haber sido un botín obtenido en un saqueo o bien un tributo pagado a los vikingos.

La copa, sin duda alguna, es uno de los objetos que más llaman la atención. Está decorada por vides, hojas y seis animales corriendo (dos leones y cuatro bestias de presa). Cabe destacar que la famosa copa del valle de York guarda mucha similitud con la copa de Halton Moor, expuesta en el Museo Británico. Se cree que ambas podrían haber sido fabricadas en el mismo taller carolingio y que datan del siglo IX. Esta copa o vasija fue enterrada, a su vez, en un cofre de plomo, que fue lo que los Whelan hallaron.

Vasija del tesoro vikingo del Valle de York

Por otra parte, los objetos hallados tienen distintos orígenes. Se incluyen todo tipo de artilugios procedentes de Samarcanda (actual Uzbekistán), África del Norte, Afganistán, Rusia, Irlanda, Escandinavia y Europa continental.

¿Por qué los vikingos enterraron un tesoro?

Después de analizar el tesoro y datar su procedencia, surgieron diversas hipótesis sobre el origen del botín y por qué los vikingos decidieron enterrarlo en el valle de York. Una de las teorías dice que el tesoro podría haber pertenecido a un guerrero vikingo de grandes recursos y que fue él quien decidió enterrar su botín. ¿Por qué? Se cree que por algún hecho ocurrido en el siglo X, lo suficientemente importante para enterrar, con extremo cuidado, semejante tesoro.

Se cree, además, que pudo haber ocurrido alrededor de la conquista del reino vikingo de Northumbria en el año 927, por el rey anglosajón, Athelstan. Después del reinado de Athelstan, los vikingos gobernaron Northumbria en el año 939, un reinado que duró hasta el 954. En este año se produjo la expulsión y asesinato del rey vikingo de Jórvik (York), mejor conocido como Erico el Sanguinario. Hoy en día, el famoso tesoro puede verse en el Museo de Yorkshire, en York.

es_ESEspañol

20%

Descuento

¡Afila tu hacha Vikingo! Los tesoros del Valhalla te esperan. Descubre los mejores precios en anillos, colgantes y brazaletes. 
Encuentra los productos con descuento y hazte con ellos ahora.

favicon